Pan Divino y Gracioso, Fco. Guerrero.


Poco se sabe de los primeros años de vida de este compositor, salvo que fue discípulo de su hermano Pedro y de Cristobal Morales, de quien aprendió contrapunto. 
 Maestro de capilla en distintas catedrales españolas (Jaén, Sevilla), Guerrero llevó una existencia itinerante que le condujo a capitales como Lisboa, Roma y Venecia. En 1588 inició una peregrinación a Tierra Santa, cuyas vicisitudes quedaron plasmadas en el libro El viaje de Jerusalén (1611).
 Fue uno de los pocos compositores españoles de la época que cultivaron la canción profana en castellano, aunque con acento divino, en su volumen Canciones y villanescas espirituales (1589), a la que pertenece esta obra. 




Pan divino, graçioso, sacrosanto
manjar que da sustento al alma mía;
dichoso fue aquel día, punto y hora,
que' n tales dos especies Christo mora,
que si el alma' stá dura,
aquí se ablandará con tal dulçura.

El pan que' stás mirando, alma mía,
es Dios que' n ti reparte graçia y vida
y, pues que tal comida te mejora,
no dudes de comerla desde agora, 
que, aunque' stuvieres dura, 
aquí te ablandarás con tal dulçura.

Español actual. 
Pan divino y gracioso, sacrosanto
manjar que das sustento al alma mía;
dichoso fué aquel día,
punto y hora
que en tales dos especies Cristo mora;
que si el alma está dura
aquí se ablandará con tal dulzura.

El pan que estás mirando, alma mía,
es Dios que en tí reparte gracia y vida,
y, pues que tal comida te mejora,
no dudes de comerla desde agora,
que, aunque estuvieres dura,
aquí te ablandarás con tal dulzura. 

Puedes descargar la partitura haciendo clic AQUÍ.





Para escuchar los midis haz clic en las voces. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aurtxoa seaskan.

Gobbo so pare.

Zorongo.