viernes, 19 de enero de 2018

Ave María de Tomás Luis de Victoria.

 Para los que son de Madrid les lanzo esta pregunta ¿cuántos conocen a Tomás Luis de Victoria? Seguramente pocos, a pesar de que hace apenas unos años se celebró en Madrid el IV centenario de su nacimiento. Pero son infinidad los que algún día han quedado en la salida peatonal del Corte Inglés a "Maestro Victoria".  Esta pequeña calle peatonal del Centro de Madrid lleva el nombre del ilustre organista.  Si nuestro curioso caminante alza la mirada sobre el bullicio de la gente, leerá Calle del Maestro Victoria. Este azulejo fue instalado hace apenas unos años y, sorprendentemente, nos da unas fechas de nacimiento y defunción, (1540-1608) que aunque aproximadas, no son sin embargo exactas.
Igualmente extraña es la imagen que se dibuja del fraile, pues tampoco corresponde con ninguna de las tradicionalmente asociadas con nuestro compositor. Pero aunque este nuevo azulejo nos inspire recelo, de lo que no hay duda es que la calle recuerda, en palabras del distinguido musicólogo José María Llorens, a “uno de los compositores españoles más destacados de todos los tiempos”. En realidad la calle lleva el nombre de Maestro Victoria desde 1941. En tiempos de Victoria, mucho antes que El Corte Inglés y su anual espectáculo infantil Cortylandia fueran imaginables, la calle se conocía como Calle de Capellanes. Se le dio este nombre porque muchos de los capellanes del vecino convento de las Descalzas Reales se hospedaban aquí. En 1901 la calle se llamó de Mariana Pineda, condenada a muerte por ser la bordadora de la bandera liberal. A fechas de hoy Mariana Pineda tiene una plaza en el barrio de Vallecas. El nombre de maestro Victoria data de1941 por ser en esta calle donde residió y falleció en la casa de los Capellanes. Como nota curiosa de este periplo madrileño informarles que en una calle cercana. La calle Misericordia vivió Pio Baroja quien poseía la Tahona de Viena Capellanes. Si nuestro buen paseante desea entretenerse un poco más abajo podrá saborear un buen bacalao en "Casa Labra". Bajando por la calle Tetuán hacia la plaza de Celenque, justo un poco antes de llegar, podemos atravesar por el pasadizo comercial que llega a la calle Arenal. En este sitio vivió el Padre Coloma, autor del cuento del Ratoncito Pérez. Aquí tiene un pequeño y diminuto monumento el ídolo de nuestros pequeños desdentados.
Si nuestro moderno viandante continúa hasta el final llegará hasta  la iglesia de San Ginés, en cuyo pórtico verá un monumento que rememora la muerte de Victoria, esta vez con la fecha exacta de 1611.


Los orígenes musicales del maestro Victoria se remontan a su estancia en Roma con los jesuitas. Conoce a Palestrina, que influye en sus primeras obras. Ingresa en la Congregación del Oratorio, fundada por San Felipe Neri. De vuelta en España es nombrado maestro de capilla y organista, y más tarde, el abulense, es nombrado capellán de las Descalzas Reales.
Podríamos considerarle como el compositor más grande del Renacimiento español. Su obra religiosa es muy prolija, escribe en latín (motetes, antífonas, himnos, salmos, misas etc), que oscilan entre 2 y 8 voces, llegando a componer su "Laetatus sum" para 12 voces.El maestro Victoria pasó los últimos 25 años de su vida en este barrio de Madrid. Cuando se habla de él se le recuerda como abulense o como romano. Ya es hora de reivindicar al organista como madrileño. Fue aquí, en el kilómetro cero de la capital española, donde Victoria compuso la música para al menos 7 de los 15 libros de polifonía que comprenden sus obras completas. La música contenida en esos libros no sólo fue la parte más madura, y, en el caso de su libro de 1600, la más innovadora, sino que la música que compuso en la capital le dio la fama universal que parece encontrar eco incluso en su propio nombre ¡Victoria!
Llama la atención que fuera enterrado en una de las iglesias más castizas de Madrid, a pesar de su advocación francesa, San Ginés, en vez de haber recibido su descanso el la iglesia en la que fue capellán, "Las Descalzas", pero eso será otra historia...
Pero volvamos al objeto de esta publicación "El Ave María".

 Texto.

Ave Maria, gratia plena,

Dominus tecum:

Benedicta tu in mulieribus,

et benedictus fructus ventris tui Iesus.

Sancta Maria, Regina Coeli,

dulcis et pia, O Mater Dei:

ora pro nobis peccatoribus,

ut cum electis te videamus.

Traducción.

Ave María, llena eres de gracia,
el Señor está contigo,
Bendita tú entre todas las mujeres,
y bendito el fruto de tu vientre Jesucristo.
Santa María, Reina de los cielos,
dulce y piadosa, Oh Madre de Dios:
ruega por nosotros pecadores,
que como elegidos te miramos.

En particular a mi me gusta esta interpretación del motete a doble coro y cuatro voces por La Capella Reial de Catalunya dirigida por Jordi Savall. Clic AQUÍ para escuchar y descargar.
 

Si quieres descargar la partitura clic AQUÍ.




Para poder escuchar o descargar los midis, haz clic en las diferentes voces:

miércoles, 17 de enero de 2018

Azulao


El autorde esta composición es Jaime Ovalle, poeta, compositor y músico brasileño.
Le podríamos incluir dentro del modernismo brasileño en la llamada generación del 22, encabezada por el poeta Manuel Bandeira.
La personalida de Jaime Ovalle, bohemio, extravagante llama la atención en su época contrastando con el Brasil rural del XX. 
Su afición a la música se la debemos a su hermana que tocaba el piano y la mandolina. Ovalle no siguió una enseñanza musical ortodoxa y aprendió violín  y viola de forma autodidacta.
Su obra musical es escasa pero de gran importancia. Compuso música de cámara, orquestal y un poema sinfónico dedicado al navegante portugués Pedro Álvares Cabral.
Pero si por algo es conocido Ovalle es por su canción  Azulão”.
La letra es del poeta Manuel Bandeira. La composición es un clásico de la música brasileña y pieza habitual de recitales de coros de todo el mundo.
Azulao está llena de lirismo y melancolía. Hay bastantes interprtaciones, pero destaco la protagonizada por el francés Gerard Souzay, cantante de la llamada Mélodie 







Vai, Azulão, Azulão, companheiro, vai!
Vai ver minha ingrata.
Diz que sem ela o sertão não é mais sertão.
Ai! Vôa, Azulão, vai contar, companheiro vai!


La traducción sería algo parecido a esto:

¡Ve, Azulado, Azulado, compañero, ve!
Ve a ver a mi ingrata,
Dile que sin ella
El sertão ya no es sertão!
¡Ay! Vuela Azulado,
Ve a contarle compañero, ve!


Algunas curiosidades sobre la canción 

El "Azulão" es el nombre de un pájaro, el realejo negro, Cyanocompsa cyanoides.
El "sertão" es una vasta región árida al nordeste de Brasil, se considera como desolado y estéril, y está poblado de muchos pobres – o de gente que se volvieron pobres una vez llegados allá. Es una tierra donde nada vive o crece bien, nada prospera, entonces saberlo aumenta la tristeza y la ironía de esta canción.

Te dejo esta versión cantada por Christa Pfeiffer (Soprano) y Kristin Pankonin (Piano).



Desde aquí podrás descargar la partitura.



Los midis los puedes encontrar haciendo clic en las voces.





jueves, 4 de febrero de 2016

Nabucco, Va pensiero.


Mucho podemos encontrar sobre este genial compositor, por lo que dedicaré unas pequeñas líneas a su estancia en nuestra ciudad.
A principios de año de 1836, Verdi viajó a España, y en concreto a Madrid. el motivo de su viaje era el estreno de la ópera "La forza del Desino".
Este viaje lo aprovechó para realizar una gira por diferentes ciudades españolas, quedando muy impresionado de las ciudades andaluzas.
Giuseppe Verdi, acompañado de su esposa, llegó a Madrid el 11 de enero de 1863.
Se instaló muy cerquita del Palacio de la Ópera. Una placa recuerda el hecho histórico. En concreto en el número 6 de la plaza de Oriente, en una fonda,  la casa Castaldi, lugar de alojamiento habitual de los numerosos cantantes y músicos contratados por la empresa del Teatro Real. 
El Teatro Real no reparó en gastos y contrató a los mejores cantantes, la soprano francesa  Anne Caroline Lagrange, el tenor Fraschini, el barítono Giraldoni y el bajo Cotogni con Emilia Méric-Lablanche como Preciosilla.
 Desde aquí le quedaba muy cerca el lugar de trabajo. Empezó con los preparativos y tras varias semanas de intensos y frustantes desastres en el ensayo de la obra, en los que nada parecía salir bien, y enfrentamientos con el autor de la obra original, El Duque de Rivas. La ópera estaba basada en la obra de éste "Don Álvaro o la fuerza del sino". Llegó la fecha del estreno, el 24 de Febrero´, el éxito fue espectacular. 
A esta representación asistió Isabel II, además de los escritores Pedro Antonio de Alarcón, Rosalía de Castro y el propio Duque de Rivas. Un éxito pero con matices, claro. La crítica le acusó públicamente de “haber traicionado al Duque de Rivas”, quien tampoco ocultó su decepción por los cambios introducidos en el argumento, no estando tampoco de acuerdo con el dinero recibido por los derechos de la adaptación.
Dos días más tarde del estreno, y a pesar del frío y de las malas comunicaciones, los Verdi, visitaron El Escorial, Toledo, Sevilla Cádiz, Jerez de la Frontera, Málaga y Granada.
En su estancia en Madrid no acudió a ningún acto social, pero si encontró el tiempo para retratarse por el afamado fotógrafo Jean Laurent, quien retrató a su mujer y a todos los artistas de la compañía. Si quieres llegar a estos documentos clic AQUÍ.
Verdi apenas realizó vida social en Madrid, llegando a negarse a recibir en su hospedaje de la Plaza de Oriente al músico español Fco. Asenjo Barbieri, cosa que este no perdonó. Años después Verdi solicitó ayuda a Barbieri por mediación de Fraschini para acceder a su colección folclórica. Se cuenta, a saber si es verdad, que Barbieri le respondió:
“Tengo la satisfacción de manifestarle que poseo todo cuanto Verdi puede apetecer de este género, como ve usted aquí. Pero haga el favor de decirle que no me da la gana de facilitarle nada”.
Todo esto es en cuanto a su estancia en Madrid, pero si quieres conocer más de la obra del autor te recomiendo que  realices un viaje por la página del País en conmemoración del 200 aniversario, Clic AQUÍ.
Pero vamos a nuestro tema Nabucco se estreno en la Scala de Milán y Verdi, paso de la noche a la mañana de ser un completo desconocido a ser un afamado músico.
El público italiano quiso ver en la lucha del pueblo hebreo por liberarse del yugo asirio, narrada en la ópera, un trasunto de sus propias aspiraciones de libertad frente a la dominación austriaca. El coro Va pensiero se convirtió en una especie de himno nacional oficioso y Verdi en un campeón de la libertad. 
El polvo de los años no ha mermado la fuerza política reivindicativa de Va pensiero
El coro Va, Pensiero aparece en el tercer acto, y está inspirado en el salmo 137, Super flumina Babylonis (Junto a los ríos de Babilonia), y canta la añoranza de los judíos por su patria tras la pérdida del primer Templo de Jerusalén. Está escrito en 4 por 4 y acompañado fundamentalmente por cuerdas (la cuerda frotada introduce la melodía) y viento madera.

Leyendo el texto se entiende por qué los nacionalistas italianos tomaron este coro como himno:
Va, pensiero, sull'ali dorate;        ¡Ve, pensamiento, con alas doradas,
va, ti posa sui clivi, sui colli,         pósate en las praderas y en las cimas
ove olezzano tepide e molli         donde exhala su suave fragancia
l'aure dolci del suolo natal!         el dulce aire de la tierra natal!
Del Giordano le rive saluta,       ¡Saluda las orillas del Jordán
di Sionne le torri atterrate...        y las destruidas torres de Sion!
Oh mia patria sì bella e perduta!   ¡Oh, mi patria, tan bella y perdida!
Oh membranza sì cara e fatal       !¡Oh recuerdo tan caro y fatal!
Arpa d'or dei fatidici vati,            Arpa de oro de fatídicos vates,
perché muta dal salice pendi?     ¿por qué cuelgas muda del sauce?
Le memorie nel petto raccendi,    Revive en nuestros pechos el recuerdo,
ci favella del tempo che fu!          ¡Que hable del tiempo que fue!
O simile di Solima ai fati            Al igual que el destino de Sólima (Jerusalén)
traggi un suono di crudo lamento,  Canta un aire de crudo lamento
o t'ispiri il Signore un concento  que te inspire el Señor un aliento,
che ne infonda al patire virtù.    que al padecer infunda virtud,
che ne infonda al patire virtù
che ne infonda al patire virtù
al patire virtù!.                         al padecer, la virtud!.

Si quieres escuchar esta melodía para flauta y piano, haz clic en el reproductor rojo que aparecerá al pasar el ratón por la parte superior de la partitura.



Si quieres descargar la partitura Clic AQUÍ.
Te dejo la partitura.
 


Desde aquí podrás escuchar las diferentes voces:





 





































Si quieres descargar todo lo anterior lo puedes hacer desde esta carpeta. Si no puedes ver el contenido, arrastra la nube hasta su sitio.




viernes, 29 de enero de 2016

Palmero sube a la palma.



Para nosotros esta composición es una canción popular canaria, una isa. Pero existen muchas similitudes con otras canciones sudamericanas.
Pero el llamado "Palmero" es una pieza interpretada por grupos de Jalisco y forma parte del repertorio clásico mejicano.
Es evidente que la canción emigró desde no se sabe dónde, al menos a tres parajes distantes: Canarias, Jalisco y a Lima.
en Lima, se llama marinera limeña, y encontramos las mismas estorfas cantadas por la chilena Violeta Parra:

Palmero, sube a la palma
y dile a la palmerita
que se asome a la ventana
que mi amor la solicita.
La palma con ser palma
de verme llora,
de ver los sufrimentos
que paso agora.
Que paso agora, sí.
Palmera loca,
te llevarís la palma
menos las hojas.
¡Qué chiquita y bonita
la palmerita!

 En la historia de la música criolla peruana hay diversos episodios de “préstamos” y “apropiaciones” de letras, melodías y secuencias armónicas de diversos orígenes, predominando la percepción de que son los peruanos quienes se hacen de temas ajenos y los adecúan a los géneros locales. Un caso muy conocido es el de la marinera limeña “Palmero sube a la palma”: Palmero sube a la palma / y dile a la palmerita / que se asome a la ventana / que su amor la solicita / que su amor la solicita / Palmero sube a la palma. Estos versos,  pertenecen al folclor de las Islas Canarias y forman parte del “popurrí más conocido del folclor español”. Esto es muy frecuente en el desenvolvimiento de la  música criolla.
 Te dejo esta versión de Mª Dolores Pradera.


 
Te dejo la partitura, si la quieres descargar clic AQUÍ.



Te dejo las vocesy los midis:




 







 






 







 


Todos estos archivos los puedes descargar desde esta carpeta.


 

jueves, 28 de enero de 2016

Maitia,nun zira?



 El autor, José Tomás Uruñuela, nacio en Vitoria en 1891, su educación fue del todo científica, estudió Química en Madrid. En 1919 fue nombrado consejero de la Escuela de Artes y Oficios. en este periodo compagina su trabajo con sus aficiones musicales y el amor por su tierra y cultura vasca. Hacia  1926 aparecen sus publicaciones como "Maitia". Otras produciones suyas son "Aizta txinkurrun", "Jorrai dantz"' y "Los caballeritos de Azkoitia", y más tarde "El clavecín de Bendaña", "Canciones alavesas para voz y piano".
en 1937 con laq caida de Bilbao, se exilia a Paris, trabajando en el grupo Eresoinka, ofreciendo espectáculos de cultura vasca en Europa y América.
En 1942 vuelve del exilio, se instala en Madrid y se traslada a San Sebastián, ocupándose de la Escuela de Danza y de la Schola Cantorum. Al mismo tiempo recopila melodias vascas. 
Muere en 1963 en la ciudad en la que trabajo los últimos años.

Te dejo la composición Maitia y su traducción al español.




Maitia, nun zira? Nik ez zitut ikusten,
ez berririk jakiten. Nurat galdu zira?
Ala kanbiatu da zure deseina?
Hitz eman zenereitan, ez behin, bai berritan,
enia zinela.





Ohikoa nuzu. Enuzu kanbiatu.
Bihotzian beinin hartu, eta zu maitatu.
Aita jeloskor batek dizu kausatu.
Zure ikustetik, gehiago mintzatzetik,
hark nizu pribatu



Aita jeloskorra! Zuk alaba igorri,
arauz ene ihesi, komentu hartara!
Har'eta ez ahal da sarturen serora:
fede bedera dugu, elkarri eman dugu,
gauza segurra da.



Zamariz iganik, jin zazkit ikustera,
ene kontsolatzera, aitaren isilik:
hogei eta lau unte baditut beterik:
urte baten burlan nik eztuket ordian aitaren
axolik

¿Dónde estás, querida? No te veo,
ni tengo noticias de ti. ¿Dónde te has perdido?
¿0 has cambiado de intención?
Me diste tu palabra, no una, sino dos veces, de
que eras mía.

 

Soy la de siempre. No he cambiado.
Te tomé una vez en el corazón para quererte.
Un padre celoso lo ha causado,
ha sido él quien me ha privado de verte y
hablarte más.



¡Padre celoso! ¡Enviaste a tu hija
sin duda para alejarla de mí, a aquel convento!
Aún así, espero que no se meta monja:
tenemos una misma fe, nos la hemos entregado,
es cosa segura.



Sobre un borrico has venido a verme,
a consolarme, a escondidas del padre:
tengo ya veinticuatro años cumplidos:
en cuanto pase un año, entonces no me
importara el padre.


Te dejo la composición para violín flauta y piano. Pasa el ratón por la parte superior de la partitura y clic al reproductor rojo.


Te dejo la partitura, haz clic AQUÍ, para descargarla.



Te dejo los midis de las diferentes voces. Haz clic en cada cuerda.
Sopranos.
Contraltos.
Tenores.
Bajos.
Todos.
Desde aquí podras escuchar las cuerdas. Haz clic en el reproductor.

Sopranos.




Contraltos.




Tenores.




Bajos.
Te dejo esta carpeta en la que podrás descargar todo lo anterior.
Para poder ver la carpeta, pincha en la nube y desplazala hasta su posición.