Ave María de Tomás Luis de Victoria.

 Para los que son de Madrid les lanzo esta pregunta ¿cuántos conocen a Tomás Luis de Victoria? Seguramente pocos, a pesar de que hace apenas unos años se celebró en Madrid el IV centenario de su nacimiento. Pero son infinidad los que algún día han quedado en la salida peatonal del Corte Inglés a "Maestro Victoria".  Esta pequeña calle peatonal del Centro de Madrid lleva el nombre del ilustre organista.  Si nuestro curioso caminante alza la mirada sobre el bullicio de la gente, leerá Calle del Maestro Victoria. Este azulejo fue instalado hace apenas unos años y, sorprendentemente, nos da unas fechas de nacimiento y defunción, (1540-1608) que aunque aproximadas, no son sin embargo exactas.
Igualmente extraña es la imagen que se dibuja del fraile, pues tampoco corresponde con ninguna de las tradicionalmente asociadas con nuestro compositor. Pero aunque este nuevo azulejo nos inspire recelo, de lo que no hay duda es que la calle recuerda, en palabras del distinguido musicólogo José María Llorens, a “uno de los compositores españoles más destacados de todos los tiempos”. En realidad la calle lleva el nombre de Maestro Victoria desde 1941. En tiempos de Victoria, mucho antes que El Corte Inglés y su anual espectáculo infantil Cortylandia fueran imaginables, la calle se conocía como Calle de Capellanes. Se le dio este nombre porque muchos de los capellanes del vecino convento de las Descalzas Reales se hospedaban aquí. En 1901 la calle se llamó de Mariana Pineda, condenada a muerte por ser la bordadora de la bandera liberal. A fechas de hoy Mariana Pineda tiene una plaza en el barrio de Vallecas. El nombre de maestro Victoria data de1941 por ser en esta calle donde residió y falleció en la casa de los Capellanes. Como nota curiosa de este periplo madrileño informarles que en una calle cercana. La calle Misericordia vivió Pio Baroja quien poseía la Tahona de Viena Capellanes. Si nuestro buen paseante desea entretenerse un poco más abajo podrá saborear un buen bacalao en "Casa Labra". Bajando por la calle Tetuán hacia la plaza de Celenque, justo un poco antes de llegar, podemos atravesar por el pasadizo comercial que llega a la calle Arenal. En este sitio vivió el Padre Coloma, autor del cuento del Ratoncito Pérez. Aquí tiene un pequeño y diminuto monumento el ídolo de nuestros pequeños desdentados.
Si nuestro moderno viandante continúa hasta el final llegará hasta  la iglesia de San Ginés, en cuyo pórtico verá un monumento que rememora la muerte de Victoria, esta vez con la fecha exacta de 1611.


Los orígenes musicales del maestro Victoria se remontan a su estancia en Roma con los jesuitas. Conoce a Palestrina, que influye en sus primeras obras. Ingresa en la Congregación del Oratorio, fundada por San Felipe Neri. De vuelta en España es nombrado maestro de capilla y organista, y más tarde, el abulense, es nombrado capellán de las Descalzas Reales.
Podríamos considerarle como el compositor más grande del Renacimiento español. Su obra religiosa es muy prolija, escribe en latín (motetes, antífonas, himnos, salmos, misas etc), que oscilan entre 2 y 8 voces, llegando a componer su "Laetatus sum" para 12 voces.El maestro Victoria pasó los últimos 25 años de su vida en este barrio de Madrid. Cuando se habla de él se le recuerda como abulense o como romano. Ya es hora de reivindicar al organista como madrileño. Fue aquí, en el kilómetro cero de la capital española, donde Victoria compuso la música para al menos 7 de los 15 libros de polifonía que comprenden sus obras completas. La música contenida en esos libros no sólo fue la parte más madura, y, en el caso de su libro de 1600, la más innovadora, sino que la música que compuso en la capital le dio la fama universal que parece encontrar eco incluso en su propio nombre ¡Victoria!
Llama la atención que fuera enterrado en una de las iglesias más castizas de Madrid, a pesar de su advocación francesa, San Ginés, en vez de haber recibido su descanso el la iglesia en la que fue capellán, "Las Descalzas", pero eso será otra historia...
Pero volvamos al objeto de esta publicación "El Ave María".

 Texto.

Ave Maria, gratia plena,

Dominus tecum:

Benedicta tu in mulieribus,

et benedictus fructus ventris tui Iesus.

Sancta Maria, Regina Coeli,

dulcis et pia, O Mater Dei:

ora pro nobis peccatoribus,

ut cum electis te videamus.

Traducción.

Ave María, llena eres de gracia,
el Señor está contigo,
Bendita tú entre todas las mujeres,
y bendito el fruto de tu vientre Jesucristo.
Santa María, Reina de los cielos,
dulce y piadosa, Oh Madre de Dios:
ruega por nosotros pecadores,
que como elegidos te miramos.

En particular a mi me gusta esta interpretación del motete a doble coro y cuatro voces por La Capella Reial de Catalunya dirigida por Jordi Savall. Clic AQUÍ para escuchar y descargar.
 

Si quieres descargar la partitura clic AQUÍ.




Para poder escuchar o descargar los midis, haz clic en las diferentes voces:
Todos. 

Te dejo las diferentes voces cantadas por Victoria. Clic en la voz, o en el reproductor de sonido.








Todo este contenido lo puedes encontrar en la siguiente carpeta.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Aurtxoa seaskan.

Gobbo so pare.

Zorongo.