miércoles, 1 de junio de 2011

Silvio Berlusconi afectados por Giuseppe Verdi.

En una reciente representación de Nabucco, tras el coro Va pensiero que simboliza para los italianos la rebelión contra la opresión de los Habsburgo y el inicio de la unidad de la Italia moderna, el director Riccardo Mutti, que detectó una atmósfera especial en la sala, se volvió hacia el público y lo arengó a no callar más ante la vergonzosa situación política del país. Después de eso repitió el coro y animó al público a que cantaran juntos. no solo bonito, algo más, porque en el palco de honor estaba Berlusconi, celebrando el 150 aniversario de Italia.
" Esa noche no sólo era una representación de Nabucco, sino también una declaración del Teatro de Operaciones para la atención de los políticos. "

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Momentos como estos hacen grande la Música y hacen grandes a los pueblos.
    Basta ya, Indignados, hastiados, hartos..Un nuevo mundo debe ser posible.

    ResponderEliminar